• Banner Principal1
  • Banner Principal2
  • Banner Principal3
  • Banner Principal4

Secciones

  • Recomendaciones de Películas
  • Los Ocultos de Perro Gris
  • Mecachendie
  • La Manada
  • Recomendaciones Literarias
  • Loquenodije
  • Frases, Textos y Poesías
  • E-books
  • Diarios de Poesía
  • Del Barrio a la Luna
  • Ladridos Musicales

Los escritores de pequeñas ciudades no tenemos la posibilidad de ser publicados por grandes editoriales sin tener que acatar sus lineamientos.
Menos aún, si las historias que contamos tiene como protagonistas a nuestra ciudad, sus calles y personajes.
Por esta razón, surge Perro Gris para dar impulso y trabajar de manera mancomunada con los escritores de San Pedro y, esperemos, de la zona.
Cada libro es especial para nosotros.
Nos encargamos de leerlos, revisarlos y encuadernarlos de manera artesanal.
Cada ejemplar es una expresión de nuestro amor al libro como obra de arte y como objeto.

Miles Davis

“Estoy bien, porque nunca me he sentido más creativo. Pienso que lo mejor todavía ha de llegar. Como dice Prince que uno debe hacer para incorporarse a una música y agarrar el ritmo, voy a seguir ‘entrando en el primer compás, hermano’; trataré de que mi música entre siempre en el primer compás, siempre en el primer compás mientras yo toque. Entraré en el primer compás. Más adelante”. (Así cierra “Miles”, su autobiografía -1989-).


Luis Felipe Noé

“La definición que más me gusta de poesía es la de Aldo Pellegrini: ‘La poesía trata de decir con palabras lo que las palabras no pueden decir’. Son los intersticios entre las cosas lo que se siente, no lo que define la cosa en sí misma sino los espacios que hay entre el yo y el lenguaje. La pintura es un lenguaje a través de las imágenes y es un lenguaje que trata de hacer evidente lo no evidente. Muchas veces se relaciona el problema actual de la pintura con la fotografía, como si la fotografía hubiese matado a la pintura. Muchos hablan estúpidamente de que la pintura ha muerto, porque la unen a tan sólo un procedimiento. Yo creo que la fotografía no hizo otra cosa que liberar a la pintura de la obligación representativa. Por algo a partir de la fotografía nace el arte abstracto”.

“Argentina” Tango Negro Trío

“Al vivir fuera de la Argentina uno necesita encontrar su identidad, y con el distanciamiento toma una visión crítica, con la que replantea la historia incluyendo la propia. Estando fuera del país uno tiene acceso a información diferente, no contaminada. En el Museo Negro del Harlem, por ejemplo, hay información de música argentina que acá se desconoce”.



Juan Carlos Cáceres, alma máter de Tango Negro Trío, nació en Bs. As. a orillas del arroyo Maldonado en lo que era un barrio industrial, pobre y gris. Estudió Bellas Artes en la escuela Manuel Belgrano, que demolieron para prolongar la 9 de Julio, y en la Prilidiano Pueyrredón, de Las Heras y Callao. Se fue a Francia en 1968.(Fuente: Julio Nudler)


“Argentina”




Argentina, Argentina, te fuiste para el carajo


Levantate, levantate, no podés caer tan bajo.


Argentina, Argentina, no te me vayas al mazo.


Sino, como consuelo, hay que tirarse un balazo.



Argentina, Argentina, cortala con el fracaso.


Hay que romper el sistema que te condujo al ocaso.


Argentina, Argentina, siempre tuviste complejo


a sentirte muy distinta de los sudacas de lejos.



Argentina, Argentina, nostalgia, tango, escolaso,


hace un siglo que se vive con el curro y el mangazo.


Argentina, Argentina, te ligaste un baquetazo


cuando se cortó el chorro, se vino el cacerolazo.



Argentina, Argentina, le rajaste al trabajo.


Viviste siempre en la parra y ahora te va cuesta abajo.


Argentina, Argentina, por qué diste el mal paso


me voy a poner cabrero y volará un cachetazo.

Aku No Hana: poesía hecha anime


Título: Aku no Hana (Las Flores del Mal) (惡の華)

Autor: Shuuzo Oshimi (Anime dirigido por Hiroshi Nagahama y producido por Zexcs)

Género: Psicológico

Cantidad de Capítulos: Trece capítulos con una duración de veinticuatro minutos cada uno.

Año: 2013


e.

Está completamente enamorado de una chica popular de su clase, Nanako Saeki. De camino a casa, se percata de que ha olvidado su libro en el instituto. De vuelta a él, también nota que está el uniforme de gimnasia de Saeki-san, también olvidado en el instituto. Kasuga no duda y se lleva tanto su antología de poemas como las prendas de Saeki, pero él no es el único que estuvo en el instituto luego de clases. Una chica antisocial de su misma clase, Nakamura Sawa, observa el acto de Kasuga.

Aku no Hana es uno de los animes –y también, mangas- que más me han impactado. ¿Qué tiene Aku no Hana que lo hace distinto a otros animes?

Primero, la trama. Es atrapante y mantiene un ritmo constante y en ningún momento te podrás aburrir mientras ves esa serie.

Segundo, los personajes. Cada uno tiene cierto encanto y en realidad, algunos pueden no parecer lo que son.

Tercero, la animación. La técnica de la rotoscopía fue usada en la adaptación al anime. Esa decisión fue controversial debido a que no es similar al típico estilo de dibujo anime/manga con rasgos suavizados y ojos bastante grandes. No. El estilo de Aku no Hana es completamente realista, cosa que decepcionó a varios espectadores y por lo mismo, no se adaptó la segunda parte del manga al anime.

Cuarto, Aku no Hana es completamente fiel al manga original y la personalidad de los personajes se desarrolla completamente, como en su cómic.

Quinto, su banda sonora. Su ending (la música del final) me ha encantado. Para algunas personas ha sido ‘escalofriante’ pero tal vez es eso lo que lo hace tan bello y llamativo.

Por último, los silencios, las miradas y la rebeldía de los adolescentes contra el aburrimiento de ser normal y cumplir con los mandatos son sublimes, poéticos.


Recomendado por Lola Fernández

Facundo Cabral

Facundo eterno






”Diógenes, cada vez que pasaba por el mercado, se reía porque decía que le causaba mucha gracia y lo hacía muy feliz ver cuántas cosas había que él no necesitaba.”
”Es decir, rico no es el que más tiene sino el que menos necesita. Mano ocupada, mano perdida.”
”El conquistador, por cuidar su conquista, se transforma en esclavo de lo que conquistó.”



”El Diablo es un señor” Facundo Cabral


El diablo es un señor almidonando,


que nunca olvida el saco y el sombrero


Que vive en una casa con placares


para esconder el miedo y lo ajeno


El diablo es tan correcto como el hambre,


perfecto y ordenado como el fraude


A veces tiene panza y si no tiene,


es calvo como todos sus placeres.


El diablo tiene cola mas la esconde


en grueso portafolio color negro,


Donde lleva también los documentos


que lo autorizan a matar al pueblo.


El diablo pone el alma en las tribunas,


y escucha los discursos de los muertos


Se arrastra con orgullo por la historia


y se acuesta con pobrísimos recuerdos


El diablo se levanta muy temprano,


cansado del confort que lo encadena


Y corre por las calles presuroso


de compartir su hastío y su pena.


Lo he visto muchas veces como ustedes


en el espejo y el bolsillo de cualquiera,


En el seguro que asegura todo,


menos la paz, la luz, la primavera.


Lo he visto caminar al lado mío


y medir la moral y las polleras


Decidir el tamaño de la dicha,


la justicia, el honor y las ideas


Lo he visto muchas veces pero ahora,


mi alegría habla claro de su ausencia


Tal vez sus propias manos lo mataron


al escuchar por fin a su conciencia.

Melina Mendoza “Lxs amantes son lxs que sobreviven”

“Lxs amantes son lxs que sobreviven” de Melina Mendoza







un día diremos


“Éramos caras muñecas de porcelana:


siempre a punto de hacernos mierda


con un vacío insoportable por dentro


de una belleza extraña y deliciosa.


Nos envolvía un


tierno tul


que era


una música encantadora


jarcor


de instrumentos que no coordinaban


un sonido


fuerte


nos hacía vibrar


la caja toráxica


y llenaba de placer


los huecos de nuestros


cuerpos nuevos,


en una noche que ya es vieja”


Error 404


No tomes


los ansiolíticos


de una persona


clínicamente


ansiosa


vendé tus pastas


como Charlie Barlett


y besá en la boca


a esa chica que te gusta tanto


Lxs amantes son lxs que sobreviven


Dos torsos desnudos


se abrazan


brillan


en los escombros post-guerra


comienza el poema:


hiroshima mon amour.

Subterránea. Luciana Baca

¡Se viene la presentación en San Pedro! Viernes 16 de junio de 2017 a las 18 hs. en la Biblioteca Popular Rafael Obligado (Mitre 460)






Soledad ancestral e infinita

Calada

Colada

Nací con ella

Y me sobrevivirá.

Es más grande

Y es más vieja.

Tiene la fuerza de los siglos

Y me arrastra.

Soy un punto

En un mar de arena,

Sin altar

Y sin Dios.

“Al sur de la frontera, al oeste del sol” Haruki Murakami

“Al sur de la frontera, al oeste del sol” Haruki Murakami (1998)





“—Pues es lo mismo. Este mundo es igual (al desierto). Si llueve, las plantas florecen; si no llueve, se secan. Los insectos son devorados por las lagartijas; y las lagartijas, por los pájaros. Pero, en definitiva, todos acaban muriendo. Y, después de muertos, se secan. Cuando una generación muere, la sucede la siguiente. Es así. Hay muchas maneras de vivir. Hay muchas maneras de morir. Pero eso no tiene ninguna importancia. Al final, sólo queda el desierto. El desierto es lo único que vive de verdad.
Cuando se fue, me quedé bebiendo solo en la barra. Incluso después de que el bar cerrara y de que los clientes se hubieran ido y de que los empleados terminaran de limpiar, permanecí allí solo. No quería volver a casa enseguida. Llamé a mi mujer y le dije que, por un asunto del bar, llegaría tarde. Luego apagué las luces y estuve bebiendo whisky a oscuras. Como me daba pereza sacar hielo, me lo tomé solo.
‘Todo se va deprisa’, pensé. Algunas cosas desaparecen de repente como si las hubieran cortado. Otras se van difuminando despacio antes de borrarse definitivamente. ‘Y lo único que queda es el desierto’.
Cuando dejé el bar poco antes del amanecer, una lluvia fina caía sobre la avenida Aoyama. Estaba exhausto. La lluvia empapaba muda los bloques de rascacielos que se erguían silenciosos como lápidas. Dejé el coche aparcado delante del bar y volví a casa andando. A medio camino, me senté en una valla y contemplé un gran cuervo que graznaba posado en un semáforo. A las cuatro de la mañana, la ciudad se veía miserable y sucia. La sombra de la putrefacción y la decadencia lo cubría todo. Y yo era una parte integrante de ella. Como una sombra impresa en la pared”.